Logo de cuidado mayores
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cuidados a encamados

Entre los pacientes que requieren un cuidado totalmente personalizado se hallan los de movilidad reducida, aquellos ancianos o enfermos que por diversos motivos se encuentran postrados y sin poderse mover de la cama. Se trata de pacientes de alto riesgo, puesto que la inmovilidad es negativa desde muchos puntos de vista.

Es uno de los factores que atrae las úlceras por decúbito, que se encuentran entre las lesiones más frecuentes y dolorosas en este colectivo. Los cuidados a encamados han de ser multidisciplinares, pues estos pacientes requerirán diversas atenciones para que mejore su calidad de vida. Uno de los principales servicios que hay que proporcionar es el de las movilizaciones.

Son trabajos importantes para que los ancianos no se hallen durante demasiado tiempo en la misma postura. Hay que insistir en que la mayor parte de las úlceras por decúbito, UPP o escaras, son evitables, de modo que hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para impedirlas. Además de las movilizaciones y cambios posturales cada 2 o 3 horas, habrá que tener en cuenta otros factores, como la posible adquisición de colchones antiescaras o de presión alterna. Se trata de colchones que por ellos mismos van movilizando las partes de cuerpo que se encuentran sensibles a la aparición de úlceras.

Pero hay otros cuidados a encamados además de evitar las UPP. Entre otros, el aseo e higiene diario. Cuando es necesario, se realiza en la propia cama. Para ello, nuestros profesionales se sirven de protocolos de actuación estudiados pormenorizadamente. No es tan fácil movilizar para el aseo a personas de gran peso que se hallan rígidas. Es preciso llegar a todas las zonas del cuerpo, zonas descubiertas y cubiertas, y proceder a un secado en el que no quede nada de humedad presente. Contacte ahora con nuestros especialistas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE